You are here: Home Oraciones

  • Centro humanistico EL DESPERTAR de Marcela Siciliano
  • Centro humanistico EL DESPERTAR de Marcela Siciliano

Oraciones

 

ORACIONES:

ORACION PARA LOS QUE  SIENTEN SOLEDAD:

DIOS, AMADO DE TODA COSA VIVA ACOMPAÑA ESTE DIA A LOS QUE SIENTEN SOLEDAD; DALES LA CONFIANZA QUE TU PUEDES DAR; ENSEÑALES A ORAR.

LLENALOS DEL SENTIDO DE TU AMOR, DEMUÉSTRALES QUE SOLOS NUNCA ESTAN; RODEALOS DE LA  CONSTANTE PAZ QUE SOLO TU NOS DAS.

UNO CON EL TODOPODEROSO:

JESUS DIJO: EL PADRE Y YO SOMOS UNO". POR SU AUTORIDAD DECLARA: YO SOY UNO CON EL TODO PODEROSO.

MI AMBIENTE ES DIOS. EL ORDEN Y EL BIENESTAR REINAN EN MI VIDA Y EN MI MUNDO.

AMÉN.


ORACION DE GRATITUD

Padre mío, una vez mas he podido ver tu accionar, Tu mano poderosa, Tu pronto auxilio en mi necesidad. Una vez mas me rodea Tu Presencia y mi corazón puede mirar Tu hermosura, Tu belleza. Tu Misericordia me abraza y me estremezco. Tu fidelidad toca mi ser y penetra hasta en mis huesos.

Por mucho que lo intento no puedo describir lo que siento.

Te digo gracias Señor, mi Dios y mi Rey. Me amas, me hablas, me guías, me avisas; me estremece Tu Grandeza y me siento pequeña y siento insignificantes mis sentimientos ante Tu amor gigantesco. Aun así, desde mi insignificancia y mi pequeñez, te digo también te amo Señor con todo mi ser. Alientas mis pasos, Tu Gloria me da descanso. Tu Gloria es mi bendición.

ORACION DE AGRADECIMIENTO.

Querido Señor,

mi corazón está lleno de gratitud por el tiempo que me has concedido para estar aquí, en este mundo que tu creaste con tanto amor.

Quizá mi oración no ha sido tan profunda e íntima como yo habría querido. Mi mente se ha preocupado con frecuencia de pequeñas inquietudes y problemas insignificantes.

Te doy gracias por este don de un valor incalculable. Te pido que me des la gracia de que mi vida sea merecedora de este maravilloso don que eres TÚ mismo, dame la gracia de que permanezca fiel a tu espíritu de y que sea capaz de compartir la nueva fuerza que ahora experimento con todas las personas que se cruzan en mi camino.

Señor manifiesta tus abundantes bendiciones a todos los hermanos, que me han mostrado con tanta claridad, la realidad de tu amor.

Amén.

ORACIÓN  DE LA MADRE TERESA.

Que hoy reine la paz

Que confíes en Dios

en que estás exactamente donde tienes que estar.

Que no olvides

las infinitas posibilidades que nacen de la fe.

Que utilices

aquellos dones que has recibido,

y que compartas

el amor que te ha sido dado.

Que estés contento

de saber que eres un hijo de Dios.

Deja que esta presencia

se asiente en tus huesos

y le permita a tu alma

la libertad de cantar, bailar, orar y amar.

Existe aquí para todos

y cada uno de nosotros.

Amén.

ORACIÓN ANTES DE IR A TRABAJAR

Padre Celestial, al entrar en mi lugar de trabajo, deseo invocar Tu Presencia, para darte gracias por este nuevo día.

Te pido Tu paz, Tu gracia, Tu misericordia y Tu orden perfecto para esta oficina.

Te pido que bendigas todo lo que se hable, piense, decida y haga dentro de estas paredes.

Bendice mis proyectos, ideas y todo lo que realice, para que aún mis más pequeños logros sean testimonio de tu gloria.

Bendice, Señor, a mis jefes, compañeros, clientes, y a todas las personas que este día se relacionen conmigo.

Renueva mis fuerzas para hacer mi trabajo de la mejor forma posible.

En este día te pido, Señor, un corazón generoso para atender con amabilidad a todas las personas y no ser indiferente a sus necesidades.

Ojos para descubrir lo mejor en los que me rodean.

Una boca que sonría con frecuencia, que diga frases optimistas y que enmudezca para los rumores y palabras ofensivas.

Dos manos que trabajen honradamente y con entusiasmo, para satisfacer las necesidades de mi familia y mías.

Mente abierta a todas las ideas, para pensar bien de los demás y entender sin prejuicios a los que piensen distinto a mí.

Especialmente, Señor, dame una fe profunda para creer en Tu palabra y una voluntad decidida para actuar correctamente y hacer el bien.

Señor, cuando esté confundido(a) guíame, cuando me sienta débil, fortaléceme, cuando esté cansado(a) lléname con la luz del Espíritu Santo.

Te pido que en este día el trabajo que haga y la manera cómo lo haga, esté de acuerdo con Tu palabra y Tus mandamientos.

Y te pido, Señor, que cuando termine mi trabajo de hoy, me conduzcas con seguridad hasta mi destino.

Bendice mi familia y cuida mi hogar para que todas mis cosas estén como las dejé cuando salí de casa.

Señor, te agradezco por todo lo que has hecho en mi vida, lo que haces y lo que harás.

En el nombre de Jesús, te doy las gracias por los dones con que me bendecirás el día de hoy. Ayúdame a usarlos con responsabilidad en Tu honor. Amén.

ORACIÓN DE UN PADRE O UNA MADRE POR SUS HIJOS

Señor:

AYÚDAME: A comprender a mis hijos, a escuchar pacientemente lo que tengan que decir, a contestar con cariño todas sus preguntas.

HAZME: Tan amable con ellos, como quisiera que lo fueran conmigo.

No me permitas interrumpirlos, hablándoles de mal modo, si no enseñándoles con amor.

DAME VALOR: De confesar mis faltas para con mis hijos, no permitas que me burle de sus errores, ni que los humille o avergüence delante de sus amigos o hermanos como castigo.

NO PERMITAS: Que induzca a mis hijos ha hacer cosas indebidas por seguir mi mal ejemplo.

TE PIDO: Que me guíes todos las horas del día, para que pueda demostrarles, por todo lo que diga y haga, que la honestidad es fuente de felicidad.

REDUCE: Te lo ruego el egoísmo que hay dentro de mí. Haz que cese mis críticas de las faltas ajenas, que cuando la ira trate de dominarme, me ayudes, oh Señor, a contener mi lengua.

HAZ: Que tenga siempre a flor de labios una palabra de estímulo.

AYÚDAME: A tratar a mis hijos, conforme a sus edades, y no me permitas que de los menores exija el criterio y normas de vida de los adultos.

NO PERMITAS: Que les robe las oportunidades de actuar por si mismos con responsabilidad, de pensar, escoger y tomar su decisiones de acuerdo a su edad.

PPROHÍBEME: Señor que los agreda física o verbalmente, con el pretexto de corregirlos, por el contrario que siempre tenga para ellos:

TIEMPO, ABRAZOS, TE AMO Y BESOS. Cuatro pasos que como ángeles de la guarda debo yo regalarles.

PREMÍTEME: El poder satisfacer sus deseos JUSTOS, pero dame valor siempre de negarles un privilegio que sé que les causará daño.

HAZME TAN JUSTO, tan considerado y amigo de mis hijos, que me sigan por amor y no por temor.A

AYÚDAME: En fin, a ser un LÍDER para ellos y no un JEFE.

¡ SEÑOR YO QUIERO SER COMO TU, PARA QUE VALGA LA PENA QUE MI HIJO SEA COMO YO !

AMÉN

Oración al Padre

¡Señor, ya no soy más un niño! Tengo la impresión de que estoy llegando a la plenitud de mis días. Mi hogar, mis hijos, mi mujer, mi trabajo, me dicen que ya realicé alguna cosa. Hoy dirijo mis ojos hacia los hijos que Tu bondad me concedió. ¡No puedo esconder la alegría incontenible de ser padre! Cuando nació mi primer(a) hijo(a), mi corazón casi explotó de alegría. Después vinieron otros y otros, y la alegría continuó.

¡Señor, en este día yo te doy las gracias por los hijos que me diste! No puedo esconder, en esta hora, una cierta preocupación. ¡Ellos son tan frágiles, tienen tantas riquezas escondidas en esa fragilidad!

De noche, cuando están durmiendo, voy a contemplarlos en su dormitorio. Cierro mis ojos y pienso en el futuro. ¿Quiénes serán ellos? ¿Qué les reserva la vida? Quiero ser amigo de mis hijos, quiero escucharlos, quiero servir a cada uno de ellos. Quiero reír cuando estén riéndose. Quiero llorar con ellos.

Señor, haz que yo sepa respetar la personalidad de cada uno de ellos. Haz, Señor, que yo sea paciente y comprensivo. En este día, imploro tus más ricas bendiciones para los hijos de mi vida.

Amén.

Oración De Un Padre (Autor: Douglas MacArthur)

Dame oh Señor,  un hijo que sea lo bastante fuerte para saber cuando es débil, y lo bastante valeroso para enfrentarse a sí mismo cuando sienta miedo.

Un hijo que sea orgulloso e inflexible en la derrota honrada, humilde y magnánimo en la victoria.

Dame un hijo que nunca doble la espalda cuando deba erguir el pecho, un hijo que sepa conocerte a Ti...

Condúcelo te lo ruego, no por el camino cómodo y fácil, sino por el camino áspero, aguijoneado por las dificultades y los retos, ahí, déjale aprender a sostenerse firme en la tempestad y a sentir compasión por los que fallan.

Dame un hijo cuyo corazón sea claro, cuyos ideales sean altos, un hijo que se domine a sí mismo, antes que pretenda dominar a los demás; un hijo que aprenda a reír pero que también sepa llorar, un hijo que avance hacia el futuro pero que nunca olvide del pasado.

Y después de que le hayas dado todo eso, agrégale, te suplico, suficiente sentido del buen humor, de modo que pueda ser siempre serio, pero que no se tome a sí mismo demasiado en serio.

Dale humildad, para que pueda recordar siempre la sencillez de la verdadera grandeza, la imparcialidad de la verdadera sabiduría, la mansedumbre de la verdadera fuerza.

Entonces, yo, su padre, me atreveré a murmurar: No he vivido en VANO

Amén.

ORACION, SEÑOR BENDICE MI TRABAJO!

Bendice mi Trabajo

“Te doy gracias, Señor,

porque puedo trabajar.

Bendice mis labores y las de

mis compañeros.

Danos la gracia de conocerte a través

del trabajo de todos los días.

Ayúdanos a ser servidores

incansables de los demás.

Ayúdanos a hacer de nuestro

trabajo una oración.

Ayúdanos a descubrir en el trabajo

una posibilidad de construir

un mundo mejor.

Que Dios los bendiga queridos guerreros d ela luz!

Los amo,

Marcela

Maestro, como el único que puede

saciar nuestra sed de justicia,

concédenos la gracia de liberarnos

de toda vanidad y de ser humildes.

Te doy gracias, Señor,

porque puedo trabajar. Amén."

ORACIÓN PARA APLACAR UN MOMENTO DE IRA

"Señor, cuando surja en mí la voz del egoísmo, enséñame a callar. Cuando surja en mí la voz de la soberbía, enseñame a callar.

Cuando surja en mí la voz del amor propio, enséñame a callar. Cuando surja en mí la voz de la ira, enseñame a callar.

Señor, enséñame a escuhcar con un corazón abierto a la voz de mis hermanos.

Enséñame a conservar el silencio y a meditar en él.

Enséñame el misterio de Tu presencia y de Tu amor.

Y dame el valor de manifestarlo con mi vida ante mis hermanos, los hombres.

Amén"

ORACION PARA PERDIR HUMILDAD

"Señor, cuando surja en mí la voz del egoísmo, enséñame a callar.

cuando surja en mí la voz de la soberbía, enséñame a callar.

Cuando surja en mí la voz del amor propio, enséñame a callar.

Cuando surja en mí la voz de la ira, enseñame a callar.

Señor, enséñame a escuchar con un corazón abierto a la voz de mis hermanos.

Enséñame a conservar el silencio y a meditar en él.

Enséñame el misterio de Tu presencia y de Tu amor.

Y dame el valor de manifestarlo con mi vida ante mis hermanos, los hombres.

Amén"

ORACION POR LA SERENIDAD

Dios, dame la serenidad de aceptar las cosas que no puedo cambiar;

Valor para cambiar las cosas que puedo; y sabiduría para conocer la diferencia.

Viviendo un día a la vez;

Disfrutando un momento a la vez;

Aceptando dificultades como el camino a la paz;

Aceptando, como hizo Él, este mundo pecador tal como es, no como yo lo tendría;

Confiando que Él hará bien todas las cosas si yo me rindo a Su voluntad;

Que yo sea razonablemente feliz en esta vida y supremamente feliz con Él

Para siempre en la próxima. Amén.

El Canasto: Una excelente oración en forma de alegoría

Hola, Dios! ¿Cómo estás?...

Te escribo para saludarte y porque ahora sí tengo que surtirme, pues la "canasta básica" con que me mandaste al mundo, se me ha ido agotando a lo largo de estos años…

Por ejemplo, la paciencia se me acabó por completo, igual que la prudencia y la tolerancia.

Ya me quedan poquitas esperanzas, y el frasquito de fe está también vacío.

La imaginación también está escaseando por estos rumbos.

También debes saber que hay cosas de la canasta que ya no necesito como la dependencia y esa facilidad para hacer berrinches, que tantos corajes y problemas me han ocasionado.

Así que quisiera pedirte nuevos productos para la canasta…

Para empezar, me gustaría que rellenaras los frascos de paciencia y tolerancia (pero hasta el tope), y mándame por favor el curso intensivo "Cómo ser más prudente", volúmenes 1, 2 y 3.

Envíame también varias bolsas grandes, pero "bolsas grandes" de madurez que tanta falta me hace.

También quisiera un costal de sonrisas, de ésas que alegran el día a cualquiera.

Te pido que me mandes dos piedras grandes y pesadas para atarlas a mis pies y tenerlos siempre sobre la tierra.

Si tienes por ahí guardada una brújula para orientarme y tomar el camino correcto, te lo agradecería mucho.

Regálame imaginación otra vez; pero no demasiada, porque debo confesar que en algunas ocasiones tomé grandes cantidades y me empacho.

Nuevas ilusiones y una doble ración de fe y esperanza también me caería excelente.

Te pido también una paleta de colores para pintar mi vida cuando la vea gris y oscura.

Me sería muy útil un bote de basura para tirar todo lo que me hace daño.

Por favor, mándame un botecito de merthiolate y una cajita de curitas para sanar mi corazón, porque últimamente ha tropezado bastante y tiene muchos raspones.

Te pido unos disquetes, porque tengo el cerebro lleno de información y necesito espacio para guardar más.

Te pido muchas zanahorias, para tener buena vista y no dejar pasar las oportunidades por no verlas.

Necesito también un reloj grande, muy grande, para que cada vez que lo vea me acuerde de que el tiempo corre y no debo desperdiciarlo.

Podrías mandarme muchísima fuerza y seguridad en mí mismo, sé que voy a necesitarlas para soportar los tiempos difíciles y para levantarme cuando caiga.

También quisiera un bote de pastillas de las que hacen que crezca la fuerza de voluntad y el empeño, para que me vaya bien en la vida y te pido unas tres o cuatro toneladas de "ganas de vivir", para cumplir mis sueños.

Necesito también una pluma con mucha tinta, para escribir todos mis logros y mis fracasos.

Pero más que nada, te pido que me des mucha vida, para lograr todo lo que tengo en mente y para que el día que me vaya contigo, tenga algo que llevarte y veas que no desperdicié el tiempo aquí en la Tierra.

Te agradezco lo que me puedas mandar y te agradezco el doble, todo lo que me mandaste la primera vez. amén

Oración de los Novios

En mi corazón, Señor, se ha encendido el amor por una criatura que tú conoces y amas. Tú mismo me la has hecho encontrar y me la has presentado. Te doy gracias por este don que me llena de alegría profunda, me hace semejante a Ti, que eres amor, y me hace comprender el valor de la vida que me has dado. Haz que no malgaste esta riqueza que tú has puesto en mi corazón: enséñame que el amor es don y que no puede mezclarse con ningún egoísmo; que el amor es puro y que no puede quedar en ninguna bajeza; que el amor es fecundo y desde hoy debe producir un nuevo modo de vivir en los dos. Te pido, Señor, por quien me espera y piensa en mí; por quien camina a mi lado; haznos dignos el uno del otro; que seamos ayuda y modelo. Ayúdanos en nuestra preparación al matrimonio, a su grandeza, a su responsabilidad, a fin de que desde ahora nuestras almas dominen nuestros pensamientos y los conduzcan en el amor.

Oración de los novios a la Virgen

Madre Nuestra:

En tu nombre hemos unido nuestros corazones. Queremos que presidas nuestro amor; que defiendas, conserves y aumentes nuestra ilusión. Quita de nuestro camino cualquier obstáculo que haga nacer la sombra o las dudas entre los dos. Apártanos del egoísmo que paraliza el verdadero amor. Líbranos de la ligereza que pone en peligro la Gracia de nuestras almas. Haz que, abriéndonos nuestras almas, merezcamos la maravilla de encontrar a Dios el uno en el otro. Haz que nuestro trabajo sea ayuda y estímulo para lograrlos plenamente. Conserva la salud de nuestros cuerpos. Resuelve necesidades materiales.Y haz que el sueño de un hogar nuevo y de unos hijos nacidos de nuestro amor y del cuerpo, sean realidad y camino que nos lleve rectamente a tu Corazón. Amén.

ORACIÓN PARA EL AMOR

"Padre libro grandes batallas, pero tú estás allí para mí

Siento tu Amor, tu equilibrio, tu Paz

Siento la confianza que me inspiras a renacer sin dudar

Siento el fluido energético que me hace vibrar y entonarme

a través de la disciplina simple de creer en Tí y no dudar.

Haz que "Yo" pueda actuar, convencida de mi Fuerza y

Alegría; porque con estas virtudes Yo emprenderé la ruta que

tu anhelas para mí. Gracias, Padre." Amén.

UNA ORACION DE GRATITUD

Gracias, Señor, por todos esos años

Cuando hablabas a mi corazón.

Con que paciencia tu me esperaste,

Gracias, Señor, por ese gran amor.

...

Gracias, Señor, por tu misericordia:

Me recibiste tal cual un día fui,

No era nadie, ni tenia nada,

Gracias, Señor, por aceptarme así.

Gracias, Señor, dejaste tus pisadas

Y me invitaste a tomar mi cruz.

Todo entregaste: todo ahora pides,

Gracias, Señor, por ser mi ejemplo tu.

Gracias, Señor, por darme tu confianza

Y por pensar que puedo útil ser.

A ti me entrego y a mi yo renuncio,

Gracias, Señor, por lo que haras en mi.

Oración de los hijos por sus padres

Dios, concédeme comprender mejor a mis padres, y saber devolverles amor por amor.

Si yo no puedo amarlos como antes es que debo amarlos más.

No ya como un niño que balbucea, sino como un hombre que sabe lo que tiene que decir, y que expresa su alma en un lenguaje dulce y fuerte.

... Yo me acercaré a mi padre y a mi madre, que sufren por mí, y cuyo trabajo hasta ahora no he apreciado.

Esta noche diré y repetiré, con más comprensión que otras veces, la antigua oración de mi infancia:

Padre nuestro, que estás en los cielos, escucha a tus hijos. Te pedimos por nuestros padres.

Por medio de ellos nos lo diste todo, devuélveles todo el bien que nos han hecho.

Nos han dado la vida: consérvales la salud.

Nos han dado el alimento: dales el pan de cada día.

Nos han dado el vestido: que sus almas se hallen vestidas siempre de tus gracias.

Concédeles sobre la tierra la felicidad que se encuentra en servirte y amarte.

Y haz que podamos estar un día reunidos en el cielo.

Amén

Oración para niños/as
Jesús,
enséñanos a rezar mejor.
A veces me cuesta comunicarme contigo.
... No encuentro las palabras, no se que decir.
Ayúdame a rezar.
Quiero hacer un rato de silencio
para que vos me puedas hablar al corazón.
Quiero sentirte a mi lado.
Quiero contarte lo que me pasa y las cosas que vivo.
Me quiero poner en tus manos, Jesús,
para aprender a dar gracias, a pedir perdón,
a pedirte lo que necesito.
Háblame, Señor,
que estoy dispuesto a escucharte.
Que así sea
Señor y padre divino.
Amén

ORACIÓN POR LOS NIÑOS

Padre te pedimos que cada niño
Tenga a su lado un adulto que lo proteja y lo ayude a crecer rodeado de verdadero amor espiritual.
Que a ningún niño le falta alimento, vivienda y asistencia médica.
Que puedan estudiar y jugar.
Que siempre tengan ayuda en momentos de dificultad
Y estén acompañados en sus sufrimientos.
Padre que no los abandonemos,
Que no se vean nunca más en la necesidad
De realizar tareas que no corresponden a su edad.
Te pedimos que nos ilumines
Para encontrar los caminos que los lleven a conocerte
y a seguir tus enseñanzas.
En estos tiempos de individualismo, agresión y violencia, ayúdanos a ser testimonio de la vida
que Tú nos diste encarnándote.
Que vivamos solidariamente el
"ama a tu prójimo como a ti mismo".
Porque el que ama, da.
Que esta sea nuestra herencia para todos los niños del mundo:
Si todos amaramos
Una nueva cultura aparecería en la tierra
"la cultura del dar"
La única que hace al ser humano realmente libre feliz
La única que los acerca a tu Reino.
Y, padre colma los corazones de los niños del valor necesario para construir un mundo donde la justicia, la paz y el amor sean verdad.
Así sea por los siglos de los siglos…
Amén

OH Padre Amoroso.
En la sonrisa de un niño vemos Tu cara,
en la risa de un niño, escuchamos Tu voz.
Ayúdanos a restaurar Tu presencia amorosa
en los niños afligidos y que sufren en todo el mundo.
Silencia los sentidos de la cólera y el odio
que amenazan las vidas de los niños en todas partes.
Escucha nuestras oraciones y recibe nuestras ofrendas como esfuerzos para traer a estos niños más cerca de tu Hijo Amoroso.
Jesucristo.

ORACIONES PARA ALCANZAR LA HUMILDAD.

ALTISIMO Y GLORIOSO DIOS, DESCIEDE TU LUZ A ESTA OSCURIDAD DE MI CORAZON

DAME FE CORRECTA, FIRME ESPERANZA, CARIDAD PERFECTA Y PROFUNDA HUMILDAD.

CONOCIMIENTO Y SABIDURIA PARA SIEMPRE OBSERVAR TU SANTA VERDAD Y VOLUNTAD.

AMEN.

ORACION PARA ADQUIRIR EL SANTO BALANCE

Señor concédeme:

La serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar-

El valor para cambiar aquellas de puedo-

Y la sabiduría para conocer la diferencia.Inspírame siempre:- lo que debo pensar,- lo que debo decir, - como debo decirlo,- lo que debo callar, - lo que debo escribir,- como debo de obrar,

Para procurar vuestra Gloria, el bien de las almas y mi propia santificación. Espíritu Santo ilumina mi entendimiento y fortifica mi voluntad.

Señor dame el balance divino en mi vida

Oración del Silencio para lograr Paz

Enséñame, oh Dios, este lenguaje silencioso que lo dice todo.

Enseña a mi alma a permanecer en silencio en Tu presencia.

Que pueda adorarte en las profundidades de mi ser y esperar todas las cosas de Tí, sin pedirte nada más que se ejecute Tu Voluntad.

Enséñame a permanecer callado bajo Tu acción y producir en mi alma, esa profunda y sencilla oración que nada dice y lo expresa todo.

Ora Tú en mí, para que mi oración tienda siempre a Tu Gloria y que mis deseos, estén siempre fijos, en tu expresión de Amor.

Amén.

ORACION DEL AMOR
"Padre libro grandes batallas, pero tú estás allí para mí
Siento tu Amor, tu equilibrio, tu Paz
Siento la confianza que me inspiras a renacer sin dudar
Siento el fluido energético que me hace vibrar y entonarme
a través de la disciplina simple de creer en Tí y no dudar.
Haz que "Yo" pueda actuar, convencida de mi Fuerza y
Alegría; porque con estas virtudes Yo emprenderé la ruta que
tu anhelas para mí. Gracias, Padre.
Amén.


ORACIÓN AL NIÑO DE BELÉN
DE JUAN XXIII

Dulce Niño de Belén, haz que penetremos con toda el alma en este profundo misterio de la Navidad. Pon en el corazón de los hombres esa paz que buscan, a veces con tanta violencia, y que tú sólo puedes dar. Ayúdales a conocerse mejor y a vivir fraternalmente como hijos del mismo Padre.
Descúbreles también tu hermosura, tu santidad y tu pureza. Despierta en su corazón el amor y la gratitud a tu infinita bondad. Únelos en tu caridad. Y danos a todos tu celeste paz. Amén.






















 

 

centro el despertar

centro el despertar